TOULOUSE. EL METRO PERO A MEDIAS.

TOULOUSE. EL METRO PERO A MEDIAS.
















El vehículo que vemos en la imagen de arriba es un VAL fabricado por Matra para el Metropolitano de Toulouse. Los vehículos circulan guiados y sin conductor, sobre neumáticos de caucho, a una velocidad nunca superior a los 60 km/h pero con arrancadas y frenadas muy potentes. Los andenes tienen puertas de seguridad que sólo se abren coincidiendo con la apertura de puertas de los trenes.

Hasta ahí todo muy bien pero los trenes sólo tienen dos coches y encima cortos y estrechos, con lo que la sensación de agobio en horas punta es muy molesta. La longitud de los trenes es casi ridícula y el gálibo diminuto, de modo que cualquier tren de FEVE parece enorme en comparación. Incluso la altura es reducida y parece que nos encontramos en el metro de Londres, con sus trenes de techo curvado. Los aficionados a viajar en el metro de Barcelona con sus enormes convoyes pueden quedar acogotados.

En estos casos bastaría con aumentar las frecuencias, pero aún así estamos ante un metro de juguete que cumple muy bien su función pero se ve muy limitado para enfrentarse a aumentos de demanda.

La red de transportes urbanos de la ciudad cuenta también con un tranvía que no entra en la zona urbana central sino que se limita a llegar a la estación de intercambio de Arènes.

Por otra parte se incluye en el mapa de líneas de metro una línea C que no es otra cosa que un tramo de la ruta principal de ferrocarriles hacia la ciudad de Auch y donde se realiza servicio de cercanías entre Arènes y Colomiers. En esa línea las frecuencias son medianamente aceptables en horas punta pero no se trata de un metro propiamente dicho y las esperas entre trenes alcanzan los quince minutos en el mejor de los casos, media hora durante parte del día e incluso una hora en ciertos tramos horarios y fines de semana; lo malo es que muchos trenes no paran en todas las estaciones y eso complica la utilización. Los trenes que se usan son diesel y de un solo coche en demasiadas ocasiones, con lo que la masificación está garantizada. Un tren directo hace el viaje en 7 minutos pero la mala calidad de arrancada y frenada eleva el viaje a 15 minutos si se para en todas las estaciones. Se prevé mejorar el servicio pero de momento a eso no se le puede denominar metro.

Lo mejor de todo es que las tarifas andan muy bajas y existe una red de parkings gratuitos para dejar el coche. Dos personas pueden hacer seis trayectos de transporte público cada una por el importe de cinco euros la pareja, por ejemplo.

Toda la información detallada en http://www.tisseo.fr/

Lo mío es más bien comentar que informar, que para eso hay mejores fuentes.
Share This

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...