domingo, 8 de mayo de 2011

LOS PUEBLOS MÁS BONITOS DE FRANCIA

Soy fan total de Francia. Vivir a cuatro horas de la frontera te lo pone fácil, no tanto como si resides en Gerona o San Sebastián, pero lo tienes mucho mejor que si vives en Jaén o Almería, por ejemplo. También hablo francés porque lo estudié en su día y eso allana el terreno, aunque los españoles estemos muy bien vistos como turistas en Francia y sobre todo en el sur, donde nos adoran como clientes.

Con el tiempo me he dado cuenta de que lo verdaderamente especial en un país es el entorno rural. Las ciudades se parecen mucho unas a otras, pero los pueblos contienen lo específico y diferencial. No me niego a visitar con calma Toulouse o Burdeos pero prefiero las rutas por carreteras secundarias y los pueblos con encanto; también es que soy de zona rural y en ella me encuentro más agusto que en calles con Zara y Mc Donalds.


Francia se caracteriza por ser un país asequible para el turismo, con alojamientos generalmente baratos y muy abundantes, aunque no tan buenos como los nuestros. Se come de menú muy bien entre diez y quince euros. También hay numerosas áreas de picnic a lo largo y ancho de todo el país.

Para los que queremos encontrar siempre lo mejorcito del mundo rural existe una lista de pueblos más bonitos de Francia. Ojo porque no se trata de una guía independiente sino que son los propios pueblos los que se han unido para promocionarse a través de un libro y una web. Lo consiguen y encima nos facilitan la vida a los que nos movemos por el país.

La web incluye 154 pueblos clasificados por regiones y departamentos. Ahí surge el primer problema. Los españoles no tenemos nada claro el mapa de regiones de Francia y mucho menos el de departamentos de cada una de ellas, del mismo modo que los extranjeros no saben a ciencia cierta si están en Asturias o Cantabria o si Soria está en Aragón. En la carretera no hay límites claros que lo indiquen. Para facilitar la vida al turista incluyo un mapa con regiones y departamentos, de modo que tengan claro si ese pueblo tan chulo está a 100 o a 600 km de su lugar de alojamiento.

La web se queda corta, muy corta, en la descripción de los pueblos. Con tres o cuatro fotos se despachan todos y aunque hay enlaces a webs oficiales, lo que te encuentras luego supera lo prometido, salvo raras excepciones. Inicialmente casi ni entra gana de ir, pero luego la cosa compensa.

Desde Toulouse fui a visitar la ciudad de Albi, que es de las que merecen la pena, como Toledo. A partir de ahí me dirigí a la famosísima Cordes sur Ciel y todavía me quedó tiempo para pasar un par de horas en Najac y Saint Cirq la Popie, con regreso por Cahors. Una jornada extenuante pero llena de virguerías que al cerebro le cuesta asumir.

La web de los pueblos más bonitos de Francia la tenemos en http://www.les-plus-beaux-villages-de-france.org/, con un menú desplegable a la derecha. Lo ideal sería que esta gente nos pusiera un mapa interactivo decente o uno convencional con indicaciones o que recurrieran a Google Maps, pero desgraciadamente nos tendremos que currar nosotros mismos la ruta. Conviene llevar siempre a mano un mapa Michelín de Francia y también uno de la región a visitar, que se puede comprar en cualquier gasolinera francesa por menos de lo que vale aquí. Lo digo porque en los mapas de regiones salen toneladas de carreteras que en la edición nacional no salen y las rutas son muy flexibles. Mejor no confiar ciegamente en navegadores, que dan una visión muy parcial y limitada.


MAPA DE DEPARTAMENTOS (PULSAR PARA AMPLIAR)

MAPA DE REGIONES (PULSAR PARA AMPLIAR)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada