EL CEMENTERIO NORTEAMERICANO DE OMAHA BEACH EN NORMANDÍA

EL CEMENTERIO NORTEAMERICANO DE OMAHA BEACH EN NORMANDÍA



Debo reconocer que cuando visité Normandía no figuraba entre mis prioridades visitar nada que tuviera que ver con el desembarco, ni siquiera el famoso Memorial de Caen. No obstante, como era gratis y cogía de camino decidí conocer el cementerio estadounidense de Omaha Beach. Acerté de pleno. El lugar es impresionante y acongojante. Toda una experiencia que le deja a uno anonadado e impactado. Allí la historia flota en el aire y la muerte se respira cerca.
El cementerio se inauguró en 1956 en un enorme espacio cedido por Francia a su tradicional aliado americano. Casi diez mil tumbas perfectamente alineadas jalonan el terreno donde el cesped parece dibujado. Las vistas del mar son fastuosas.

Hay un parking enorme y el acceso es libre. Reina el silencio. Se trata de un homenaje al sacrificio de los norteamericanos en la liberación de Francia, el país que en su día ayudó a la creación de los Estados Unidos.
El cementerio en cuestión se halla en Coleville-sur-mer y los accesos son por carreteras secundarias bastante estrechas. La zona tiene mucho encanto y los acontecimientos históricos la impregnan a fondo. Por cierto que recogí unas piñas que caían de los pinos que daban sombra a algunas tumbas y las tengo en casa como recuerdo del lugar que me dejó helado. Sin duda, una de las 100 mejores experiencias turísticas de Europa. También hay un cementerio alemán pero allí no fui así que no comento nada más.
Share This

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...